Otra de mis obsesiones decorativas, los espejos antiguos. De hecho, cuanto más antiguos sean o lo parezcan, mejor que mejor.

A las pruebas me remito.

Espejos antiguos
Vía etxekodeco.blogspot.es
Espejos antiguos
Vía amberinteriordesign.com
Vía rosesandrustblogger.blogspot
Vía domainehome.com

El blanco es apuesta casi segura a la hora de pintar tus paredes y de elegir los muebles.

Elegir la gama de blancos para decorar tiene muchas ventajas de sobra conocidas; aporta luz a tu vivienda, la hace más grande y, además, no te "cansas" rápido de esta falta de color.

Y todo esto, es cierto.

Así que, por mucho que a Abigail Ahern, (una de las interioristas del momento), le de por pintar de oscuro sus paredes, nosotros apostamos por los blancos.

Pero cuidado; mucho ojito!  Que decorar con blanco total, no siempre es garantía de éxito.

Hay que usarlo hábilmente para evitar que el interior de tu casa, por muy luminosa o grande que parezca, no resulte fría o impersonal.

Así que recomiendo para pintar, mejor optar por el blanco roto, o por un beige muy clarito. De esta forma rompes la neutralidad del blanco y ya aportas algo de calidez.

Decorar en blanco
Vía thesocialitefamily.com
Ligerísimo color de beige (se aprecia en la diferencia de color con el techo)

Vía myscandinavianhome.blogspot.com 
Aquí blanco roto; de nuevo, comprobar contraste con el techo.

Consejo cuando contrates un pintor. Antes de pintar recuerda siempre hacer prueba de color en la pared para comprobar como queda el color a la luz del sol y con luz artificial. Recuerda que en la pared de la ventana siempre se verá mas oscura que la que está enfrente, así que si dudas porque lo consideras oscuro, pide también la prueba en la pared de la ventana.

Si al final te decides por paredes blancas compénsalo mezclando distinta gama de blancos y crudos, o usando distintas texturas que den calidez.

Recurre a los materiales cálidos como; maderas, mimbres o, textiles como yute, lanas, antelinas....

Vía desiretoinspire
A favor o en contra?

Ikea es al mobiliario lo que Zara es a la moda. Esto es así.

Nos permite tener diseño y estilo nórdico a precios accesibles. Y también "copia", o "replica", o se inspira, como queráis decirlo, en grandes piezas del diseño contemporáneo. Esto también, no cabe duda, es muy de Amancio.

El problema, o no, según se mire es que podemos "crear" casas muy Ikea y que Ikea sea muy reconocible.

Cuando te independizas por primera vez, te tiras a los precios más bajos de Ikea sin control, por eso todo el mundo tiene o ha tenido un sillón Pello, o los  zapatero Trones

Lo mejor de Ikea es que nos permite montar una casa con poco presupuesto, e ir sustituyendo muebles a medida que nuestra economía nos lo va permitiendo, si bien, es cierto que todos sus productos no son tan baratos, y a mayor precio mayor calidad del producto y menor reconocimiento popular. Esto también es una gran ventaja.

También tenemos  lo que yo llamo el "look Ikea".  Me refiero con este término a espacios de estilo nórdico generalmente ligeros, donde predominan las piezas de la gran cadena.

Pueden resultar algo parecido a esto.
Total look de Ikea
Vía stylizimo.blog
Vía myscandinavianhome.blogspot.se
En ambas imágenes con sofás Karlstad de Ikea.

Vía thatnordicfeeling.com
En la anterior el mismo sofá y el mítico Ribba, estante para cuadros.

Permitidme esta entrada más arquitectónica, donde no todo es ladrillo.

Aunque estamos en el país donde el ladrillo es el rey. Donde necesitamos hacer toc-toc en la pared y comprobar que suena sólido. Muy sólido. Para quedarnos tranquilos, como si lo límites con los vecinos fueran mayores, o como si así, no pudieran escucharte cuando gritos a los niños, al más puro estilo -Andreita, cómete el pollo. 

Así que vamos a descansar, necesitamos un respiro. Una escapada alejada de los grandes bloques vecinales, y donde no nos importa que no haya ladrillo. Es más, hasta preferimos que no haya ladrillo, todo muy relajado, muy "casual" y muy fresco, o lo que es lo mismo, muy "shabby chic".

Nos conformamos con algo así.

Shabby Chic
Vía Isabel López de Quesada
De esta imagen, que vi hace tiempo en un reportaje de AD, estoy literalmente enamorada. Diseño de la gran Isabel López de Quesada, o la reina de "shabby chic" decorativo, casita en Biarritz con paneles metálicos y vigas de madera vistas.

SUBIR ARRIBA
PatiGubieda © - DISEÑO POR HERPARK